• 16 mayo, 2022 7:10 pm

La innovación en el mercado de los móviles a nivel mundial nos ha llevado hasta un curioso avance, que de forma bastante graciosa, busca asemejarse a tecnologías pasadas que poco a poco dejaron de ser acostumbradas. Con ello quiero decir que aquellos dispositivos plegables que veíamos entrar a cada bolsillo de las personas por la calle, fueron sustituidos por teléfonos planos que con el paso de los años vieron sus tamaños crecer, pasando de ser considerados “phablets” y finalmente estableciéndose dentro de los gustos de las grandes masas al ser día con día más comunes. Con las nuevas pantallas táctiles que ahora también poseen capacidades de manipulación flexible, han surgido un montón de intentos por establecer esta característica entre las más altas preferencias del mercado, ¿habrá OPPO conseguido al mejor de ellos? Averígualo en nuestra reseña.

El OPPO Find N es un teléfono inteligente que utiliza la pantalla plegable como principal característica para seducir a los fanáticos del mundo tecnológico. Si bien, este es el primer en su categoría en ser lanzado oficialmente, la compañía ha asegurado fabricar hasta seis prototipos durante estaos años de investigación, y finalmente encontrando un balance casi perfecto. Si bien otras marcas como Samsung, Huawei y hasta Motorola ya habían presentado sus alternativas en años pasados, los chinos nos presentan un diseño de categoría inspirado en la familia “OPPO Find” que durante ya varias generaciones, se ha llevado buenas críticas por parte de la prensa y también del público que los ha podido adquirir (México aún no ha sido de los elegidos) y por ello, las líneas que sigue, materiales que lo construyen y hasta el software en su totalidad se conjuntan para darnos un resultado más certero.

Con su curiosa forma cuadrada, el OPPO Find N presume de ser el plegable actual con el pliegue (valga la redundancia) menos notorio que existe, afirmando en sus campañas de marketing que la percepción del usuario final se disminuye en hasta un 86%, lo cual puedo confirmar. Si bien, al tacto es casi imposible ocultar lo obvio, es totalmente verdad que visualmente no notarás esa disgusta te línea que separa las dos mitades de su pantalla principal. Es gracias a la bisagra en forma de gota que conseguimos un resultado casi perfecto que solamente se pone en evidencia al verle a contraluz o – como ya mencioné- pasando tu dedo por encima del mismo.

El resto de sus apartados destacan una trasera bastante parecida a la del OPPO Find X3 Pro, con un módulo triple de cámaras que solo difiere en su construcción, ya que este no se “difumina” con el chasis sino que es más apegado a lo tradicional en otros smartphones. La unidad que me fue prestada para realizar esta review era de color negro, bastante elegante y minimalista, con una textura muy premium en las manos y ese toque de vanguardia al que nos ha venido acostumbrando la marca, misma que por cierto añade su logo de forma disimulada para no perder la presencia e inconfundible terminado industrial. Por supuesto, está elaborado en una composición que combina cristal con aluminio de la más alta calidad y en la pantalla principal, un “plástico” que recubre su display flexible y que por alguna razón se siente mucho más efectivo que el de sus competidores más cercanos.

El formato por el que OPPO ha optado con este dispositivo dos pantallas usables en su totalidad; externa de 5.49” con un ratio de 18:9 a 60Hz e interna de 7.1” de tipo LTPO AMOLED, con tasa de refresco de 120Hz, HDR10+ y un pico de brillo de hasta 1,000 nits que en ocasiones se quedan un poco cortos, sobre todo tomando en cuenta que estamos en épocas donde el sol ya es muy intenso y si te encuentras en exteriores, posiblemente te sea un poco difícil operar sus funciones de forma adecuada. De igual forma, me pareció un poco frustrante el hecho de que su pantalla exterior no posea la misma frecuencia de actualización que su hermana mayor, sobre todo tomando en cuenta que la mayor parte del tiempo será esta la que utilices en tu día a día.

Por otro lado, la experiencia de uso cotidiana es formidable y posiblemente sea el OPPO Find N el plegable que logra sentirse más robusto, y tanto a la vista con al tacto, impone al no dar esa sensación de ser un simple prototipo más, sino que es un modelo que puedes traer contigo en cualquier situación -no tan extrema- sin temer a que se te vaya a deshacer. Eso sí, es importante tener en cuenta que no posee certificación IP68, por lo que será mejor mantenerlo alejado de los líquidos y el polvo o esa cuantiosa compra podría terminar estropeada en poco tiempo.

Ahora bien, la experiencia de usuario es -posiblemente- el punto más débil de este OPPO Find N, ya que a pesar de ser una pieza de hardware increíble, su software no se encuentra a la altura en muchas de sus funciones. No me mal interpreten, ColorOS es posiblemente una de las mejores capas de personalización en Android, sin embargo parece no encontrarse todavía adaptada a todas las posibles funcionalidades que podríamos querer explotar. En este apartado también debo hacer una acotación en que este teléfono no se encuentra disponible oficialmente de este lado del charco, imposibilitando poder ver algunas tareas de uso común (Netflix, YouTube, Instagram) corriendo en su máxima expresión y constantemente te toparás con soluciones un tanto molestas, como las acostumbradas rayas en los costados para cubrir el contenido que actualmente es visualizado en 16:9, 19:9 o hasta 21:9.

De igual forma, la mayoría de juegos no están adaptados a la pantalla principal del OPPO Find N y solo en contadas excepciones como PUBG Mobile y PUBG: New State encontrarás experiencias dignas del nuevo gadget que te acabas de comprar. Por otro lado, juegos como League of Legends: Wild Rift, Asphalt 9: Legends, Genshin Impact, Free Fire y Call of Duty Mobile únicamente hacen uso de una fracción de este gran display, resultando un tanto decepcionante. De igual forma y por alguna razón, ninguno de los ya mencionados pueden correr a 120Hz aunque la carrocería del equipo es suficiente como para poder hacerlo sin problema; habría que darle una segunda revisión con una versión del sistema operativo adaptado al mercado internacional para ver si esto se soluciona. En aplicaciones como la de Xbox Game Pass, es imposible jugar con el OPPO Find N desplegado ya que solamente muestra una pantalla gris que se corrige al cerrarlo y jugar desde la nube con su pantalla externa.

En cuestión de multimedia, como ya he mencionado, las pantallas AMOLED hacen una muy buena labor al mostrar colores, equilibrar la calidez por medio de inteligencia artificial y desplegar un sorprendente brillo en interiores que te resultará muy atractivo si después de un largo día de trabajo te quieres poner a ver tu serie o película de moda. Los altavoces son estéreo, aunque se encuentran ubicados únicamente en la parte baja del OPPO Find N y en ocasiones me sucedía que si tapaba alguno de ellos, ya no obtenía los resultados esperados. Eso sí, la calidad en los bajos es muy elevada y hasta para escuchar música podrían ser suficientes para algunas personas no tan exigentes.

Su módulo trasero de cámaras es muy bueno, a pesar de que en los foldables no se acostumbra incluir lentes de alta calidad, el principal de 50MP, Telefoto 2X de 13MP y Ultra gran angular de 16MP logran un muy buen resultado, que combinado con su inteligencia artificial sorprenden de buena manera. También cuenta con dos cámaras frontales de 32MP en cada una de sus pantallas, sin embargo recomiendo utilizar las funciones que te brinda el tener un teléfono que se dobla para usar las traseras para selfies, ya que es posible verte por medio de una función de incluida que al tocar un botón, activa la pantalla externa para que te veas y puedas auto-retratarte de mejor manera. Debajo algunos ejemplos:

Cámara principal, telefoto y gran angular.

Selfie

Video

En conclusión, el OPPO Find N es una pieza de hardware excepcional que nos da un primer vistazo a un robusto intento por llevar los plegables a las grandes masas, con un diseño elegante y minimalista que combina lo mejor de la gama premium. No obstante, el hecho de que solo se venda en China limita un poco sus funciones de este lado del charco, con resultados agridulces al intentar disfrutar de contenido que aproveche la excelente gran pantalla interna y obligándote a usar la externa por más del tiempo del que hubiera deseado. Eso sí, el terminal va por buen camino, demostrando el poderío, ingenio y ganas que OPPO tiene de convertirse en la marca líder de la industria en los próximos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.