• 20 mayo, 2022 5:30 pm

El regreso del caballero de la noche a la gran pantalla finalmente ha sucedido y aunque llega cargado de sensaciones agridulces, debido principalmente a su controversial casting, pareciera que Matt Reeves y Robert Pattinson han sabido hacer una mancuerna satisfactoria en este largometraje de orígenes brutal. Tras varios retrasos causados por la pandemia y las expectativas de los fans inciertas ante un DC Comics que después de varios años sigue buscando su rumbo en el cine de súper héroes. ¿Es una buena película? Te lo contamos en nuestra reseña.

The Batman (o simplemente Batman, como le pusieron en Latinoamérica) retrocede algunos años hasta los primeros andares de Bruce Wayne como justiciero de Ciudad Gótica, mostrando también un lado pocas veces visto del personaje, quien sigue lleno de ira tras haber perdido a sus padres en el asalto que seguramente recuerdas y que – afortunadamente- en esta ocasión no tenemos que presenciar de nueva cuenta. La faceta que le toca afrontar a Robert Pattinson como protagonista, por eso mismo, resulta un tanto difícil de entender y su actuación en ocasiones se centra demasiado en el capricho y la sed de venganza, por lo que podrías llegar a sentirlo demasiado “emo”, sin embargo al reflexionar sobre esta etapa y la difícil tarea de superar lo vivido, podrías inclusive llegar a entenderlo un poco.

Es así como The Batman se enfoca en los primeros dos años de actividades de vigilante contra el crimen del personaje, que poco a poco ha sabido inculcar el miedo entre los criminales de Gotham, que se van haciendo eco de un “ente” que se desplaza entre las sombras para buscar la justicia que por muchos años estuvo en manos de los propios “villanos”. Entre tanta podredumbre aparece una nueva amenaza que pone en riesgo a los habitantes de esta ciudad y se convierte fácilmente en el primer gran enigma por resolver de nuestro protagonista, quien a través de distintas pistas deberá descifrar al encargado de sembrar el caos y develar secretos de su propia vida que hasta el momento desconocía.

Con esto en mente, es fácil deducir que The Batman es la cinta que más énfasis pone a la investigación y elementos detectivescos que le hicieron famoso al caballero de la noche en los cómics, y de muy buena manera incluye elementos narrativos, visuales e histriónicos que nos remontan hasta otros grandes exponentes del género como Se7en y Zodiac, combinando también algunas de las mejores tomas sacadas directamente de SAW. Aunque no lo creas, la dirección de Matt Reeves se inspira fuertemente de los mejores thrillers psicológicos y constantemente mantiene al espectador en una atmósfera oscura y sombría que te mantiene al filo del asiento. Las revelaciones que tiene la trama durante sus casi tres horas son efectivas, pero a mi particular gusto, siento que le hizo falta un giro mucho más espectacular al final.

El trabajo realizado en cuestión de cinematografía es simplemente espectacular y pocas películas del género pueden jactarse de ofrecer una combinación tan única de fotografía, musicalización y actuaciones tan formidables. Para nuestra fortuna, está sinfonía compuesta de grandes diálogos, excelentes personajes, y una historia lo suficientemente interesante para mantenernos atentos, solamente flaquea en momentos al sentirse un poco lenta en su avance, pero compensa con escenas de acción sublimes como la de la presentación del Batimóvil. Particularmente soy de esos que piensan que el largometraje pudo durar unos 20 o 30 minutos menos, sin embargo si recientemente viste Dune o The Power of the Dog, sentirás The Batman como un producto audiovisual mucho más digerible.

En cuestión de personajes, The Batman destaca principalmente por la inclusión de tres poderosos ejes en la historia de Bruce Wayne, quienes durante toda su “carrera” le siguen atormentando y que aquí son presentados de muy buena forma: El Acertijo, El Pingüino y Carmine Falcone quienes resultan verdaderamente amenazantes, pero es el personaje interpretado por Paul Dano quien se roba todos los reflectores por su sorprendente actuación, poderosos intercambios de diálogo, motivaciones y hasta su conclusión, dejándonos con ganas de saber más sobre él y sobre todo sobre los demás contrincantes de Batman que pueden venir en el futuro. Es también ese uno de los puntos negativos que le encuentro, ya que con DC Comics y Warner Bros. Pictures es difícil saber si la continuidad a la historia finalmente sucederá o si simplemente se les va a antojar hacerle otro reboot a la franquicia.

A pesar de las bajas expectativas de los fans con Robert Pattinson y Zoé Kravitz en los papeles de Batman y Catwoman, respectivamente, he de decir que la mayoría de asistentes salimos satisfechos con esta parejita tóxica. Las interpretaciones de ambos actores son muy buenas y parecen haber entendido a la perfección la naturaleza del papel que estaban interpretando, y aunque se les nota “novatos”, es parte del desarrollo y la ya mencionada etapa que ambos están viviendo. Realmente pocas cosas se les pueden recriminar, más allá de lo ya mencionado al inicio de este artículo y eso es algo definitivamente muy bueno.

En conclusión, The Batman es una de las mejores películas que hemos tenido sobre el caballero de la noche, poniéndose a la par de grandes exponentes como The Dark Knight. No obstante, su duración y el ritmo con el que se nos narran algunos de los hechos podrían alejar a la grandes masas y hasta hacerla sentir ccomo que pudo ser más corta o accesible. Eso sí, los villanos, atmósfera y narrativa son suficientemente buenas como para mantenerte al filo del asiento e intentar descifrar junto a Robert Pattinson los misterios que hasta ahora permanecían ocultos. Sin duda alguna una imperdible cinta que debes ir a ver si eres fan del personaje y del género de súper héroes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.