• 7 diciembre, 2022 11:04 pm

Review | Sing 2: Ven y canta de nuevo

Tuvimos que esperar 5 años para volver a ver las aventuras de Buster Moon, Rosita, Ash y una gran cantidad de amigos talentosos, llenos de energía y sueños por cumplir. Mismos en los cuales nos damos cuenta de los grandes obstáculos que se encuentran a lo largo de nuestra vida, pero sobre todo, de los que podemos hacer para superarlos hasta alcanzar lo que queremos.

En esta ocasión, acompañamos a nuestros entrañables personajes a través de nuevos retos profesionales, siguiendo a Buster Moon (Benny Ibarra) y su nuevo elenco en la búsqueda de debutar en un nuevo espectáculo en el Crystal Tower, en Redshore City. Búsqueda que no les resultará nada sencilla al intentar convencer al magnate Jimmy Crystal (Sebastián Martínez) de darles la oportunidad. Es ahí que a base de ciertas triquiñuelas y “mentirillas piadosas” como incluir a una gran leyenda del Rock como lo es Clay Calloway (Chayanne) les resultará un poco contraproducente y deberán hacer todo lo que se encuentre a su alcance para que su presentación sea exitosa.

De esta manera, la película nos adentra, a través de una trama relativamente sencilla, a cómo afronta cada personaje los nuevos retos que se les presentan, sus debilidades y fortalezas, el miedo que representa algo que aún no han podido sentir, el sentirse desplazado por no ser capaz de realizar ciertas cosas, el dolor que representa perder a un ser querido y cómo salir adelante a pesar de todo, por tus amigos, tu familia y, por supuesto, por ti mismo.

en cuanto esto último, al ser tantos personajes, vayamos por partes, donde para un servidor, se encuentran las enseñanzas más importantes:

En cuanto a Buster Moon, la confianza que le tiene a su elenco lo hace dar lo que sea para llevarlos a alcanzar sus sueños, la presión por que todo vaya de acuerdo a lo esperado, así tenga que planear algunas cosas que no sean muy seguras, su cariño por sus amigos lo llevan a afrontar grandes retos junto a él.

Rosita (Hanna Ha*Ash) hace todo por amor a su familia, el vencer uno de sus miedos más grandes y nunca darse por vencida.

Johnny y su pelea incansable consigo mismo para lograr aprender algo nuevo, sin temor a pedir ayuda a los demás para sentir el apoyo que necesita y superarse.

Y Clay Calloway quien debe levantarse después de que la vida le ha arrebatado su razón para seguir, mismo que nos muestra que detrás de un ser cerrado, molesto o gruñón, se encuentra alguien de gran corazón. En general, todos necesitan del apoyo de alguien, donde el tema de la amistad, el amor y apoyo son los tres enfoques principales.

Algo que nos encantó de la primera cinta es la lista de canciones que la abarcan, mismas que esta vez tampoco defraudan y se vuelven mucho más significativas, éxitos actuales con unos cuantos de antaño predominan en la película y hacen que el rango de edades de las personas que la vean no importe en absoluto. Extraño pero encantador es escuchar “My Name Is” de Eminem, “Bury a Friend” de Billie Eilish, “Chop Suey” de System Of A Down sonando en un mismo soundtrack con “Girl on FIre” de Alicia Keys “I´m Still Standing” y demás.

El humor que acompaña a Sing 2 a lo largo de su aventura es sin duda alguna algo muy disfrutable, puesto que en ningún momento se intenta ridiculizar a los personajes para justificar alguna burla, es espontáneo, juega con algunas situaciones de la vida cotidiana y no satura cada diálogo que se le presente para internar rematar con un chiste.

La animación de la productora “Illumination” es cada vez más impresionante, las texturas de los personajes, de los objetos, la iluminación del entorno y su fluidez hacen ver que la tecnología, el tiempo y dedicación al proyecto se realiza con gran ímpetu, apostando y confiando que el trabajo está hecho de la mejor manera para el público, intentando superar lo logrado en 2016.

Será cuestión de gustos el decidir si la secuela ha logrado superar a su antecesora, sin embargo, considero que el hilo de ambas películas permanece en la misma secuencia sin cambiar el rumbo o convirtiéndolo en algo diferente, algo que es por demás positivo.

En conlcuisón, Sing 2: Ven y Canta de Nuevo es una película entrañable y divertida que nos muestra los grandes retos que están por venir en la vida, así como describir aquellas cosas que pueden interferir nuestro camino para lograr nuestros sueños y como superarlos, el gran valor de la amistad, el amor y el apoyo de quienes nos rodean y necesitamos en todo momento.

Sing 2: Ven y Canta de Nuevo se estrena el próximo 22 de diciembre en México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *