• 16 mayo, 2022 11:27 pm

El regreso del “rey” de los juegos de pelea está programado para el próximo 17 de febrero, sin embargo hemos tenido la oportunidad de “echarnos unas retitas” en este título por más de una semana y estamos listos para contarte qué fue lo que nos pareció la más reciente entrega creada por SNK. ¿Será un digno sucesor para una de las sagas más veneradas de la industria? Averígualo en nuestra review.

The King of Fighters XV llega a nuestras consolas y PC luego de 6 años sin saber nada de la franquicia, y con la promesa de devolver las viejas glorias a las que estamos acostumbrados cuando de ella se habla. La acogida agridulce -sobre todo de parte de los fans- dejada por su antecesor, sin duda alguna, se convirtió en uno de los retos más complicados de asumir al enfrentar el desarrollo de su más reciente aventura e intentando aprender se sus errores, consiguen por fin ofrecer una secuela consistente que no solo honra a sus antepasados, también se coloca entre los mejores juegos del género en la actualidad. Para nuestra afortuna, algunos de los errores más mencionados entre la comunidad, como el estilo de arte, fueron corregidos y el producto final es mucho más consistente que en ocasiones anteriores.

Así pues, The King of Fighters XV se desarrolla un tiempo después de su la pasada entrega, mostrando algunas de las secuelas dejadas por Verse. Con la mentalidad de traer de vuelta a este villano, dos chicas llamadas Isla y Chizuru Kagura encuentran el pretexto perfecto para volver a organizar el famoso torneo del “rey de los peleadores” y así convocar a las más peligrosas tercias de nuestros personajes más queridos y otros más recientes que se han unido en las más nuevas iteraciones, como Shun’ei, quien fue uno de esos protagonistas a los que se les dio un montón de promoción durante el periodo de lanzamiento de The King of Fighters XIV.

Si bien la premisa es sencilla, cuenta con los elementos suficientes para comenzar con un arco histriónico del que nuevamente son partícipes las más grandes leyendas de la franquicia, como lo son Kyo Kusanagi y Iori Yagami. En más o menos 8 enfrentamientos contra el CPU conoceremos más detalles de la nueva amenaza que nos espera, aunque en este aspecto SNK se queda un poco escueto al únicamente incluir dos cinemáticas que además no entendí por qué se encuentran renderezidas a 30FPS y te sacan un poquito de la inercia que traías con el gameplay. Quizá en este apartado, The King of Fighters XV se queda por debajo de rivales como Mortal Kombat 11 que últimamente ha puesto muchísimo de su enfoque al modo campaña, pero vamos, que a los jugadores les importan los madrazos.

Para nuestra fortuna, el gameplay del título está muy bien refinado y a pesar de no alcanzar la agilidad de las laureadas entregas como lo pudiera ser The King of Fighters 2002, personalmente considero que mantiene un balance bastante adecuado entre lo que vemos en la actualidad y lo mejor de sus propias raíces, dejando así sensaciones de juego bastante aceptables, sobre todo en temas que se deben enfatizar, como el desplazamiento lateral, saltos, guardia y realización de combos. De hecho es increíble que al manejar a uno de tus personajes seas capaz de realizar sus movimientos características tan solo unos minutos después de haber empezado a jugar. Los controles están muy bien adaptados al mando de la PS5 (o la consola que elijas) sin embargo buscaré unos buenos joysticks para poder probarlo como se debe próximamente.

De igual forma, en cuestiones más técnicas, la saga Hera da los populares finishers y quintos de sus demás entregas, incluyendo nuevamente la popular barra que se va llenando cuando golpeas o te golpean y que puede ser cargada hasta un máximo de 5. Al realizar alguna de las habilidades más devastadoras, tienes oportunidad de consumir una o dos barras de la misma y así hacer más daño a tu rival al combinarlas con más golpes, como seguramente ya estarás consciente. De igual forma en esta ocasión también han colocado una barra de “guardia” que se va vaciando poco a poco si tu estilo es muy defensivo pero que sin embargo a mí no me terminó de convencer, ya que no noté que influyera realmente en las peleas, aunque desconozco si en los jugadores profesionales tome un mayor protagonismo; habría que verlo próximamente.

Resulta bastante satisfactorio que después de tres décadas este título se siga sintiendo tan apegado a lo que le hiciera popular en los tiempos de las “maquinitas” y a la vez siga permaneciendo tan único, porque pocos juegos de lucha han apostado tanto por sus propias bases jugables y en ocasiones eso resulta perjudicial para ellos mismos al intentar encajar eslabones que, a la postre, terminan por estorbar en vez de beneficiar a los enfrentamientos contra el CPU o contra otras personas en línea o de forma local.

Llegando al apartado del roster, hay una buena combinación de personajes que regresan y algunos nuevos que esencialmente recrean casi todos los equipos preformados del pasado, pero como todos los títulos anteriores de KoF, seguramente habrá gente lamentando la pérdida de algunos de sus luchadores favoritos en esta ronda. Lo que podría ser más llamativo es la reducción general de la lista, que pasa de 48 a 39 en el juego base. Se prometió que llegaría DLC a lo largo del año, lo que significa que hay programados 12 luchadores más, pero teniendo en cuenta la variedad disponible, la pérdida duele un poco, más aún para los jugadores de PlayStation y PC, ya que en Xbox no salió The King of Fighters XIV.

En cuestión de modos, en línea podrás enfrentarte a personas de forma casual o rankeada, donde como en otros videojuegos podrás ir escalando para llegar a la cima y así presumirle a tus conocidos que eres todo un vago del género. Offline se encuentra el modo historia, también enfrentamiento y poco más. Realmente The King of Fighters XV no busca ofrecer algo más allá de lo que ya conocíamos y simplemente hace un ligero reajuste de elementos consistentes del pasado para darnos un título disfrutable para jugadores casuales y no tan casuales.

Por último, he de mencionar que el estilo de arte, a pesar de ser más “caricaturizado” que en pasadas ocasiones, me pareció muy adecuado y le da un toque bastante acertado a la franquicia ya que los modelos de los personajes son más apegados a lo que todos recordamos, pero adaptados a un mundo moderno donde existe Street Fighter V y Blazblue o Guilty Gear. Por otro lado, la variedad de escenarios es adecuada y todos ellos me han fascinado en cuestión artística, eso sí, en ocasiones es un poco extraño ver las animaciones con las que cuenta, ya que aparentemente manejan frecuencias de actualización distintas a las del entorno principal.

En conclusión, The King of Fighters XV es un muy buen regreso para la popular franquicia dentro de las consolas y PC, dándonos una entrega uniforme en todos los apartados pero quedándose un tanto corta en cuestión de historia y elenco, ya que reduce significativamente su número elegible de personajes respecto a su antecesor directo. Eso sí, los enfrentamientos contra otras personas seguramente alcanzarán su cúspide en torneos competitivos y será un placer volver a ver a Iori, Kyo, Terry y compañía en la cima nuevamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.